De Aquí y de allá Weblog

Viajando por la Tierra de los Dioses V: De Micenas a Esparta

Cap V… Dejamos atrás la plácida Nauplia (en la foto, una de sus calles) para ir a presentar nuestros respetos, nada menos que a Agamenon y después a Leonidas. Tremendos personajes… El viaje nos llevara de Nauplia a Micenas y de ahí, a Esparta. Pero antes de salir, una recomendación a los futuros viajeros, sobre todo si van a la zona interior de Grecia. Cuando les digan que el hotel es de 4 o 3 estrellas, que no hagan caso, pues la valoración no tiene nada que ver con la de Atenas y mucho menos, con la España. El hotel que nos asignaron, venia indicado como de 3 estrellas, pero en la recepción ponía que era de 2 y mi valoración es que no pasa de hostal y de 1 estrella. Una lastima, pues enturbió un poco la estancia en esta bonita ciudad. Sobre todo en una viaje por carretera, de muchos kilómetros y de visitas a centros arqueológicos y con mucho calor. Así que, hay que tener esto en cuenta. El hotel que nos toco, desgraciadamente, fue el “Nafplia Hotel” y además, con trato desagradable, pues por llegar, a la cena, cinco minutos tarde de las 21 h., casi nos tiran con los platos a la cabeza. En fin, fue un episodio anecdótico negativo y no sienta nada bien. . . . . 150 km de carretera normal (como la antigua de Santander a Torrelavega, pues la autopista solo la vimos para salir y luego para entrar a Atenas) hasta llegar a Micenas, uno de los mas importantes y mayores centros de la civilización griga. Una fortaleza militar que dominaba gran parte del sur de Grecia, entre 1600 a 1100 antes de Cristo, periodo denominado como “micénico”. En las imágenes, mas abajo, la tumba de Agamenon, y debajo de estas, la famosa “puerta de los leones” y ruinas de la “ciudad amurallada”.   
 
 
 
 
 
 
 
 
¿Y quien era Agamenon, Historia, mitologia, héroe real o mito? No voy a ser yo, con mis pocos conocimientos en esta materia el que diga una cosa u otra. Pero si puedo leer a Homero y los poemas dedicados a Agamenon, en los que aparece como Rey de Micenas y líder de los griegos en la guerra de Troya. . .. . . . . . . . . .  
En este lugar, las ruinas de la ciudad amurallada, cuando la guia daba todo tipo de explicaciones, lo cual ya empezaba a cansar -he dicho se explayaba en exceso, debido a sus grandes conocimientos y erudición y cada charla podía durar 30, 45 o mas minutos- uno de los viajeros, al subir a una de las piedras para observar mejor el panorama, sufrió un traspiés y aparatosa caída y como resultado, tuvo una seria lesión con diversas roturas en la pierna. Sacarle de las ruinas, fue realmente dificultoso y de ahí, en cuanto llegó la ambulancia, se trasladado a el punto mas cercano, Argos. Y aquí viene otro aviso a “los navegantes” (ya que estamos donde los “argonautas”) ¿Responden los seguros de viaje a lo que el viajero cree que ha contratado o lo contratado, en realidad, no tiene nada que ver con la cobertura que nos han dicho? El caso que los primeros días fueron angustiosos para este matrimonio, a miles de kilómetros de residencia y familia y con un idioma ininteligible. Al final todo se soluciona, aunque con el viaje frustrado a mitad de camino.

La Mascara de Agamenon: Se trata de una máscara funeraria realizada en oro (Puro). El ajuar hallado en el círculo de tumbas es riquísimo, al haberse encontrado coronas, espadas, copas, cuchillos, ámbar del Báltico, y diversas máscaras, la máscara de Agamenón es una de las 5 descubiertas en el círculo de Tumbas A,. En cuanto a la denominada Máscara de Agamenón, se encontraba sobre el rostro de un cuerpo hallado en la tumba V. El arqueologo alemán, Schlieman, descubridor de las tumbas, creyó que había descubierto el cuerpo del legendario líder griego Agamenón, de donde procede el nombre de la máscara. Sin embargo, investigaciones arqueológicas modernas sugieren que la máscara es de 1500-1550 a. C., anterior por tanto en 300 años a la época en la que debió de reinar Agamenón. A pesar de esto, ha conservado su nombre. La máscara se exhibe actualmente en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas. La trágica “História” de Agamenon”: …Rey de Micenas y de Argos y uno de los héroes de la Ilíada. Es hijo de Atreo y él y su hermano Menéalo, como hijos de Atreo son conocidos por los Atriadas,estirpe Trágica cuya leyenda ha servido de tema a muchos autores. Agamenón se casa con Clitemnestra, que estaba casada con Tántalo. Clitemnestra es hermana de Helena. Agamenón mata a Tántalo y al hijo de Tántalo y se casa con la viuda de su víctima. Agamenón y Clitemnestra tienen cuatro hijas y un hijo. De dos de las hijas Ifigencia y Electra, se hablará mucho. El hijo es Orestes, protagonista de trajedias. Paris ha raptado ha Helena, esposa de Menéalo, y para vengar esta ofensa los griegos declaran la guerra a Troya (Paris es el hijo de rey de troya). En Aulida, donde las naves griegas están detenidas por el mal tiempo, Agamenón sacrifica a su hija Ifigencia en desagravio a Artemisa. Clitemnestra nunca le perdonará este sacrificio. Ifigencia no muere, pues la misma Artemisa la sustituye a última hora por una cierva y se la lleva viva a Taurida. Destruida Troya, Agamenón se queda con Casandra, hija de Príamo y Hécuba, reyes de Troya. La hace su amante. Casandra es adivina y le predice que si regresa a su patria le matarán. El no le hace caso y regresa con los hijos que ha tenido con Casandra. Clitemnestra tiene por amante a Egisto. Entre ella y su amante matan a Agamenón, a Casandra y a los hijos de ambos. La tragedia de los Atridas continua con la muerte de Clitemnestra y Egisto amanos de Orestes, hijo de Agamenón.

Tremenda y trágica historia la del Rey de Micenas, Agamenon, con ella y los detalles que sigue dando Artemisa, reanudamos el viaje hacia Esparta, continuando con nuestro recorrido por el Peloponeso. Recojo dos frases que de alguna manera definen a los espartanos de entonces: “Vuelve con el escudo o encima de él” literalmente «con esto o sobre esto» (dicho al presentar el escudo al guerrero) y “Los espartanos no preguntan cuántos son los enemigos, sino dónde están”. Pero nuestro viaje no es con una maquina del tiempo (¿no estaría mal, verdad, hacerlo así?) y a donde llegamos es a una ciudad mas o menos moderna, como otras muchas. Esparta es la capital administrativa de la prefectura griega de Laconia, siendo el centro de una región agrícola enmarcada en el valle del Eurotas y que tiene como salida natural al mar el histórico puerto de Gitión, que constituye un importante centro turístico de la región. En esta zona radica la principal industria alimentaria, donde se producen cítricos y aceitunas. Su carácter agrario se halla favorecido por su cercanía al mar, beneficiado, en los calurosos meses de verano por las brisas que corren por los valles del Taigeto y del Parnonas. Puero cuando uno llega a Esparta, lo priermo que le viene a la mente, son historias y leyendas sobre los ejercitos espartanos.

Los guerreros de Esparta La supremacía militar de Esparta en la Antigüedad se basó en su temible infantería de hoplitas. Con su armamento pesado y una disciplina de hierro, los guerreros de Esparta se hicieron casi invencibles. Recojo de National Geographic, lo escrito por Margerite Duchamps… “Por lo menos durante el siglo V y el primer tercio del IV a.C. la antigua Esparta, junto con sus valerosos guerreros, constituía el reino más glorioso de Grecia. Sin embargo hay una gran escasez de fuentes, de modo que casi todo lo que conocemos acerca de su sociedad procede de testimonios escritos por helenos de otras regiones. Sabemos que, en época clásica, la región de Lacedemonia estaba dominada por los espartiatas, clase social descendiente de los inmigrantes dorios llegados del norte durante el siglo XII a.C., y que la sociedad espartana se dividía en tres grupos principales: homoioi, periecos e hilotas. El semi-mítico Licurgo, con el fin de crear una raza de perfectos guerreros espartanos, recurrió a unos métodos de selección totalmente inhumanos: si al producirse un nacimiento el bebé era enclenque o presentaba algún defecto físico, se le denegaba su aceptación en el seno de la comunidad y se le arrojaba por una sima de la cercana sierra de Taigeto. Para el hoplita, el guerrero de élite, no era tan importante el manejo de las armas cortas, sino la formación compacta de combate denominada falange, con maniobras tales como marchar en columna y desplegarse en líneas para repeler una ofensiva, extender un ala para alcanzar un flanco de la falange enemiga, duplicar la profundidad de aquellas filas que estaban sufriendo un ataque más intenso o girar noventa grados al unísono para proteger el ala derecha de la formación. La disciplina colectiva y la integridad de la formación siempre debía prevalecer en la actuación del soldado, hasta tal punto que si un hoplita era alcanzado durante el combate, el de detrás debía pasar por encima de su cuerpo y ocupar su posición inicial lo antes posible, y si un oficial o incluso un rey resultaba muerto en la batalla, todo seguía igual, incluso esta circunstancia servía para encorajinar a sus subordinados. En definitiva, el ejército espartano despertaba un intenso temor en sus enemigos, tanto que la ciudad de Esparta pudopermitirse el lujo de no defenderse por murallas.”… En definitiva, nos encontramos en el territorio de uno de los pueblos guerreros mas famosos de la historia, pero la historia de Esparta no se reduce a ellos, exclusivamente, así que invito al que tenga interes y ciertamente que lo tiene, a que lo busque en bibliotecas ya que hay documentación suficiente o entre otros sitios, como este mismo de Internet, pues tampoco es cosa de escribir un tratado de cada sitio que visito de este viaje.

Viaje del que, por cierto, aún no he comentado nada de las comidas. ¿Mi opinión? No me gusto mucho la cocina griega. No encontré mucha variedad y, por lo menos en mi caso, termine un poco harto de repetir, practicamente lo mismo, si no era al medio dia, por la noche. En hoteles o en restaurantes, en los nueve primeros dias y entre Atenas y Kalambaka. Por ejemplo: Ensalada griega de pepino y yogurt o Ensalada griega con queso feta y otras muchas variedades y combinaciones. Y, Musaká que es un pastel de berenjena, bechamel y carne picada, pollo o cordero y en la zona maritima pescados, pero todo con muchas salsas y algo fuertes a mi parecer. En definitiva aceite de oliva presente en todos los menús, diferentes usos del pan como aompañamiento o como base y soporte para otros alimentos, el queso, el yogurt, y de una gran variedad, deso sí, de verduras ensaladas y luego, pescados (a losm que yo no tengo mucha afición) y carnes a la parrilla.

(De tanto hablar de comida, me acabo de acordar que no he cenado, asi que luego igual sigo, si no, mañana continuaré)

 

Anuncios

22 julio 2009 - Posted by | Uncategorized

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: