De Aquí y de allá Weblog

Adios a ” la Voz de América”, “la Negra”, Mercedes Sosa ha fallecido a los 74 años.

La argentina Mercedes Sosa, conocida cariñosamente entre su público como “la Negra Sosa” y “la Voz de Américal”, uno de los grandes nombres de la canción y no solo en su tierra donde creó escuela y se convirtió en símbolo para una generación que sufrió la dictadura militar, luchando por el restablecimiento de la democracia en el país, llegó a traspasar con su música fronteras y barreras de idioma. L interprete de “Gracias a la Vida” y “Alfonsina y el mar”, por citar dos de sus grandes exitos, venia padeciendo, desde tiempo atras, problemas de salud que se vieron agravados a principio de este pasado verano o invierno en Argentina en cuya capital, Buenos Aires, fue hospitalizada debído a problemas hepaticos y renales, complicandose con una afección cardiopulmonar, falleciendo a los 74 años. La que canto de forma insuperable ese emocionante poema musical de León Gieco, “Solo le pido a Dios” en uno de cuyos primeros versos decia… “que la reseca muerte no me encuentre sin haber hecho lo suficiente…” se ha cumplído. La muerte la ha encontrado pero, eso sí, habiendo hecho, con entrega y sacrifício, mas que suficiente.

Una interprete-compositora, muy comprometida con su país, luchadora por los derechos civiles, imponente y gruesa voz, porte elegante y sencillamente majestuosa…

Biografia de Mercedes Sosa:

mercedes sosa

Con sólo quince años ganó un concurso radiofónico con su interpretación de la zamba “Triste estoy” y que sería el inicio de una trayectoria de renovación del folclore argentino que la llevó a fundar el “Movimiento del Nuevo Cancionero” junto a Manuel Oscar Matus, con quien se casó en julio de 1957.

En 1965 se separó de Matus, participó en la grabación de un disco de Ernesto Sábato y Eduardo Falú y grabó su primer trabajo, “Canciones con fundamento”.

Al año siguiente logró el primero de sus grandes éxitos “Zamba para no morir”, que le abrió las puertas de Estados Unidos y Europa para su primera gira internacional, en 1967. La década de los 70 fue decisiva en la vida de Sosa, que comenzó una relación sentimental con el compositor Pocho Mazzitelli, se introdujo de lleno en el mundo cultural argentino y avanzó en su compromiso social en contra de la represión militar que se vivía en el país.

Entre 1972 y 1977 publicó “Hasta la victoria”, “Traigo un pueblo en mi voz”, “A que florezca mi pueblo”, “Mercedes Sosa” (en el que rescató a poetas argentinos y latinoamericanos), trabajos con un marcado contenido de reivindicación social.

En febrero de 1978 falleció su pareja a causa de un tumor cerebral y, en octubre, el gobierno militar le prohibió cantar en lugares públicos. Sosa se exilió en Europa, donde prosiguió su carrera musical hasta que regresó a Argentina, en diciembre de 1983, inmediatamente después de la caída de las juntas militares. Un exilio que vivió en París y Madrid y que la cantante recordaría años después como un “golpe muy duro”. Tanto, que no vendió su apartamento en la capital española hasta 1997, cuando estuvo segura de que los militares no volverían al poder en Argentina. “Al final uno es de donde es, pese a tener casa en otro lado”.

Su vida, según ella, fue “muy hermosa pero muy triste”, y se llegó a definir como “una sobreviviente de ignominias y enfermedades”. Tras su regreso a Argentina, congregó a una multitud en un concierto junto Milton Nascimento y León Gieco y su vida quedó reflejada en el documental “Será posible el Sur”.

Su carrera continuó en ascenso hasta que en 1997 sufrió una grave depresión que la mantuvo varios meses en cama sin poder caminar y sin apenas comer y de la que logró salir convencida de que su misión en la vida era “unir a la gente”.

“Usted no sabe lo que es ser cantante y estar permanentemente sentada viendo televisión o acostada y no salir, pero ya estoy bien, estoy en carrera de nuevo”, afirmó después con optimismo la mujer que puso voz como nadie a “Alfonsina y el mar”.

En 2001, pese a su popularidad, tuvo dificultades para encontrar una discográfica que grabara sus temas, pero el éxito volvió a sonreirle en 2005, cuando, tras un nuevo retiro forzoso de los escenarios por motivos de salud, volvió a la música con el disco “Corazón libre”.

La intérprete de temas míticos, como “Gracias a la vida” o “Sólo le pido a Dios”, tuvo que tomar clases para poder cantar sentada debido a un problema en su columna vertebral. Su último trabajo, “Cantora” (dos discos en los que participan artistas de la talla de Joan Manuel Serrat, Shakira, Caetano Veloso y Jorge Drexler, entre otros), se convirtió este año en un éxito de ventas en Argentina y en un excelente regalo por su 74 años.

Durante su larga carrera de 60 años, Mercedes Sosa ha ganado un disco de platino por “Gestos de amor” (1994) y tres premios Grammy Latino, y fue distinguida con múltiples reconocimientos por su labor en defensa de los derechos humanos y las libertades. Mercedes Sosa, la gran cantante argentina y la gran voz de latinoamerica, ha muerto a los 74 años, tal vez canturreando con su amiga, la chilena Violeta Parra… “Gracias a la vida”. . .

. . .

Anuncios

4 octubre 2009 - Posted by | Uncategorized

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: