De Aquí y de allá Weblog

La Comisión Europea distingue al cantabro Juan G. Bedoya con el Premio Europeo de Periodismo 2009

Trampas y Miserias del Estado de bienestar, el mejor artículo publicado en España sobre Pobreza y Exclusión social.

El trabajo del periodista cántabro desvela en un reportaje las graves carencias del estado de bienestar español.

Juan G BedoyaLa Comisión Europea ha otorgado en España el ‘Premio Europeo de Periodismo 2009. Por la Diversidad. Contra la Discriminación’ a Juan G. Bedoya, por un informe titulado “Trampas y Miserias del Estado de Bienestar”. Publicado en el diario El País el pasado mes de julio, el texto del periodista cántabro fue seleccionado dentro de la campaña que desarrolla la Comisión Europea sobre el tema “Pobreza y Exclusión Social”. “Trampas y Miserias…” fue votado como el mejor artículo publicado en la Prensa española sobre esa materia y compite ahora con los seleccionados de otros 26 países de la Unión Europea para alzarse con el máximo galardón europeo.

Este Premio Europeo de Periodismo forma parte de la campaña informativa contra la discriminación, iniciada hace seis años y promovida por la Dirección General de Empleo, Asuntos Sociales e Igualdad de Oportunidades de la Comisión Europea, en colaboración con Medialuna en España. El otro trabajo premiado, en la categoría general “Por la Diversidad. Contra la Discriminación”, fue publicado por Silvia Melero Abascal en Revista 21con el título “Centros de Menores ¿Hay otra opción?” El acto de entrega de estos máximos galardones ttuvo lugar el pasado viernes 23, en la sede de la Comisión Española en Madrid, con la asistencia de numerosos directivos, empresarios y representantes de asociaciones de la Prensa española.

Juan G. Bedoya, autor del artículo Trampas y Miserias del Estado de Bienestar (El País, 5 julio de 2009) ha recibido el premio en la categoría especial Pobreza y Exclusión Social. Precisamente este próximo 2010 se celebra el Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social. Juan G. Bedoya concluye en su artículo que “España destina a gasto social 74.000 millones menos de lo que le correspondería por su nivel de desarrollo”. El informe, publicado en dos páginas con una gran fotografía de Pablo Hojas tomada en los fogones de la Cocina Económica de Santander, incluye declaraciones de la responsable de esta famosa institución de caridad, sor Dolores Jiménez Muro, religiosa de las Hermanas de la Caridad de San Vicente Paul.

Estas son agunas de las afirmaciones de Juan G. Bedoya en su informe sobre la pobreza:

“España es un gigante económico con pies de barro sociales. La consecuencia son las alarmas de las organizaciones de caridad ante los desastres que está causando la crisis en cientos de miles de hogares españoles. En 2008, Cáritas atendió a un 50% más de personas que en 2007 y ahora las peticiones de alimentos y artículos básicos aumentan el 89,6%, y un 65,2% las ayudas para hacer frente a alquileres o hipotecas. Los mismos incrementos están registrando las cocinas económicas de las Hijas de la Caridad o el Banco de Alimentos en sus múltiples sedes.

En la España que ‘va bien’, hay gente que no tiene para comer y ha de esperar hasta cinco meses a que la Administración Pública, en sus diferentes niveles, le conceda las ayudas a las que tiene derecho por ley”. “Este enorme retraso social de España no se debe a que seamos pobres. En realidad, el PIB per cápita de España es ya el 94% del promedio de la UE-15. En cambio, el gasto público social por habitante es sólo el 74% del promedio de la UE-15. En otras palabras, España se gasta en su Estado del bienestar 74.000 millones de euros menos de lo que le correspondería por su nivel de desarrollo económico.

Y los que sufren más estos enormes déficits de gasto público social son las comunidades autónomas, y, muy en especial, los municipios, que son las cenicientas de la democracia española”.

“Buena parte de las personas atendidas por las organizaciones católicas de caridad acudieron antes a los servicios sociales públicos, sin resultado alguno. A veces, son estos servicios públicos quienes, desbordados o sin presupuesto, envían a esas personas a las ONG, para que les atiendan. “Es una grave dimisión de responsabilidades”, lamenta el secretario general de Cáritas, Silverio Agea. El 52% de las personas que atiende Cáritas han sido derivados desde los ayuntamientos. “Cáritas tiene el compromiso de fe para atender a estas personas, pero quienes tienen la obligación son las administraciones públicas, que son quienes administran nuestros impuestos”, sentencia.

“Donde más salta a la vista el perfil de los nuevos pobres es en las llamadas cocinas económicas, de las Hermanas de la Caridad de San Vicente Paul. En 2005 ganaron el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia y por sus manos pasan decenas de miles de pobres, a desayunar, almorzar o cenar gratis. También gestionan talleres ocupacionales, de integración. “No sé si podrán hacer fotografías en el comedor porque vienen personas que sienten vergüenza que les vean”, afirma sor Dolores Jiménez Muro, la directora de la Cocina Económica de Santander. En 2008 atendieron en el comedor a 7.549 personas (800 más que el año anterior). En total, sirvieron 31.961 comidas, 5.671 desayunos y 7.501 cenas, además de miles de bocadillos. Como el resto de las organizaciones de caridad, reciben dinero público, pero el grueso de sus gastos corre por cuenta de donaciones de particulares o empresas. Hace poco, la sociedad encargada de la limpieza en la ciudad de Santander, Ascan-Geaser, le entregó 7.000 euros. Era el importe de la comida anual que empresa y trabajadores habían acordado suprimir con ese fin”.

El jurado que ha seleccionado los mejores artículos en España lo han integrado ocho expertos en materia de Diversidad e Igualdad. Ha estado presidido por dos miembros de la Comisión Europea, Miguel Puente Pattison y Laura Rahola. Los integrantes han sido: Toni Codina (Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social); Leonor Lidon-Heras (Fundación ONCE); Benjamín Cabaleiro Sobrino (Fundación Secretariado Gitano); María Jesús Chao (Asociación de la Prensa de Madrid); Gonzalo Castillero (“Sí se puede”), y Miguel Ángel Aguilar (Asociación Europea de Periodistas).

Biografía de Juan G. Bedoya

El periodista Juan González Bedoya nació en 1945 en Tollo (Vega de Liébana, Cantabria). Es Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra y ha trabajado, entre otros medios, en Alerta (Santander), El Correo Español (Bilbao), Televisión Española y ahora en El País.

Entre otras responsabilidades profesionales o docentes, ha sido director de Hoja del Lunes de Santander (1975-1980). Director del Curso La cuestión regional de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Profesor de Literatura en la Escuela Politécnica (1973-1974). Presidente de la Junta de Fundadores de Cantábrico de Prensa S.A. Editor del periódico ALERTA Cantabria (1985-1993).

En política, ha sido senador por Cantabria (1982-1993), diputado regional (1983-1991), presidente y portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento de Cantabria (1983-1990), miembro de la Comisión Ejecutiva del PSC-PSOE (1984-1990), y miembro del Comité Federal del PSOE (2000-2002). Ponente en el Senado de, entre otras muchas, las leyes Orgánica de Rectificación, la ley de Televisión Privada y la ley Orgánica del Derecho a la Educación.

Anuncios

25 octubre 2009 - Posted by | Uncategorized

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: