De Aquí y de allá Weblog

…Yo pisaré las calles nuevamente de lo que fue Santiago ensangrentada y en una hermosa plaza liberada me detendré a llorar por los ausentes. . .

“Sus canciones nos ayudaron a soportar su ausencia, hoy su cuerpo destrozado por la tortura y el metal ha vuelto a la tierra envuelto en el amor de sus hijas y su mujer, y en el enorme amor de su pueblo”

Fueron palabras pronunciadas en el funeral este sabado 5-XII-2009  que han hecho que hoy domingo 6 de diciembre, lo haya pasado, en  buena parte de  la tarde, recordando, recopilando y pensando en Victor Jara.

Casi por las mismas fechas de su asesinato yo comenzaba a trabajar en la Radio. Tiempos en los que, entre otras músicas, empezaba a sonar con fuerza la denominada “Canción Protesta”, empezando a ser conocidos, cantautores e interpretes como Lluis Llach, Raimon, Paco Ibañez, los Hermanos Parra, Quilapayun, etc.  Hoy al ver y escuchar en los medios de comunicación los actos celebrados en SAntiago de Chile, con motivo del segundo enterramiento de Victor jara, he querido recordarlo, dejando algunos datos de su biografia, un par de video como “Te recuerdo Amanda” y “Manifiesto” y la carta de su amigo, Angel Parra, años despues de su muerte…

Víctor Lidio Jara Martínez, nacio en  San Ignacio, Chile, 28 de septiembre de 1932 – y  murió asesinado en Santiago de Chile, Chile, 16 de septiembre de 1973.

Fue músico, compositor, cantautor y director de teatro chileno. Procedente de una familia campesina de Ñuble, Víctor Jara se convirtió en un referente internacional de la canción reivindicativa y de cantautor. Ejercio como director artístico para el grupo Quilapayún, Embajador Cultural del Gobierno de la Unidad Popular. Fue un destacado militante del Partido Comunista de Chile, siendo miembro del comité central de las Juventudes Comunistas hasta el momento de su asesinato. 

El Golpe de Estado del general Augusto Pinochet contra el presidente Salvador Allende el 11 de septiembre de ese año lo sorprende en la Universidad Técnica del Estado, y es detenido junto a profesores y alumnos, estando preso escribió su último poema y testimonio: Somos cinco mil. Lo llevan al Estadio Chile (actualmente “estadio Víctor Jara“, lugar en el que hay una placa en su honor con su último poema) , donde permanece detenido varios días.

Según numerosos testimonios, lo torturan durante horas, le golpean las manos hasta rompérselas con la culata de un revólver y finalmente el día 16 de septiembre fue acribillado con 44 disparos, siendo earrojado a unos matorrales en los alrededores del Cementerio Metropolitano, ubicado a orillas de la Carretera 5 Sur. Luego fue llevado a la morgue, donde le asignaron las siglas NN y donde más tarde sería identificado por su esposa, la coreógrafa inglesa Joan Turner. El cuerpo fue encontrado el día 19 del mismo mes y enterrado clandestinamente.

Una vez finalizados los estudios forenses en noviembre de 2009, se realizó un acto de homenaje, los días 3, 4 y 5 de diciembre, donde permanecieron los restos mortales del artista en la sede de la Fundación Víctor Jara y posteriormente recibieron sepultura en Cementerio General de Santiago de Chile. De forma opuesta al entierro realizado por la familia en 1973 después del asesinato, el cual fue prácticamente clandestino, el acto fúnebre del día 5 de diciembre de 2009 (36 años después de su asesinato) fue abierto y con la asistencia de una gran multitud, politicos y miembros del Gobierno.

Carta de Ángel Parra a Victor Jara, enviada en diciembre de 1987 desde el exilio en Paris, cuando le comunicaron que era perdonado y que podía volver del exilio. En la carta  relata los hechos ocurridos en Chile a raíz del golpe de estado, producido en el 11 de septiembre de 1973.

Querido Víctor:

Me despierto con ganas tremendas de escribirte para contarte lo que me sucedió anoche 24 de diciembre. Serían como las 12:10 cuando sonó el teléfono, nosotros dormíamos profundo, lo de siempre cuando te despiertas antes de haber terminado su noche, ¿quién será? ¿Porqué tan tarde? etc. La llamada era de Chile, para decirme que formaba parte de los perdonados, que era parte del paquete de regalo de pascua que la dictadura ofrecía este año.

La voz querida de mi hermana sonaba radiante, ¿te acuerdas Víctor de su voz? ¡Se te acabó el exilio hermano, se te acabó el exilio! Por un segundo compartí de corazón su alegría, la alegría de tantos otros que pelean todos los días a brazo partido por el fin del exilio y que en mi caso consiguieron mi perdón. Perdón, ¿pero de qué, Dios mío me pregunto?

¿Me están perdonando tus 40 balas por la espalda? ¿Mi padre a quien no volveré a ver? Ellos me están perdonando nuestros 30 mil muertos y ¿el río Mapocho ensangrentado?

¿Me perdonarán acaso los cadáveres que traía el Renaico en Mulchén? ¿Los fusilados de Calama (al quinteo, es decir 1-2-3-4-5-tú), el director de la Sinfónica Infantil de La Serena? ¿El padre Jarlan símbolo de los pobladores torturados violados relegados expulsados encarcelados desaparecidos?¿Carmen Gloria, Rodrigo? Parece que debo hacer una reverencia y agradecer el perdón. aquí no ha pasado nada y tan amigos como antes.

¿Qué te parece Víctor? A veces pienso que es mucha la generosidad, y que soy un mal agradecido.

Me perdonan Marta Ugarte, Tucapel, el Chino Díaz, Weibell, los degollados, Pepe Carrasco, Corpu Cristi y yo no se agradecer. ¿Me siguen perdonando los cinco jóvenes desaparecidos en septiembre del ’87, mi pueblo hambriento, la cesantía, la Prostitución infantil y este nudo en la garganta permanente desde hace 14 años tamblén me lo perdonan? Me pregunto si en este gesto están incluidos mis amigos muertos en el exilio, Lira Massi, Ramírez Necochea, Guillermo Atias,Vega Queratt.

Estas en la lista, ¿Cuál lista?, la de los que pueden reir pensar, circular, amar, morir, vivir.

En fin Víctor amigo, mucho tiempo que quería escribirte pero ya me conoces soy un poco flojo. Te contaré que estoy componiendo mucho, entre merengues, tonadas, cumbias y cuecas, oratorios y pasiones, el tiempo pasa y se queda inscrito en el alma.

Quiero hablarte un poco de mi mujer a quien no conociste, pero conocerás algún día o no, mejor lo verás en ella cuando llegue el momento. Ella me ha dado algo que yo no sé como se llama, pero que se traduce en una cierta seguridad equilibrio y alegría de vivir, la misma que tú tenías junto a tu mujer. Me acuerdo perfectamente de tu claridad y seguridad en tus pasos, aventuras y destinos. Y eso se reflejaba en tu trabajo, el teatro, la peña, el partido, los sindicatos y los amigos. Siempre tenías tiempo para todo (yo me cansaba de mirarte). Me acuerdo que la Viola me decía, aprende, aprende. Espero haber aprendido algo.

Por ejemplo :

“El amor a la justicia como instrumento del equilibrio para la dignidiad del hombre”, oración de Victor Jara.

La humildad, el heroismo no se venden ni se compran que la amistad es el amor en desarrollo que los hombres son libres solamente cuando cantan, flojean o trabajan chutean el domingo la pelota o se toman sus vinitos en las tardes le cambien los pañales a su guaguas distinguen las ortigas del cilantro cuando rezan en silencio porque creen y son fieles a su pueblo eternamente como tú y como miles de anónimos maestros somnolientos de domésticas, mineros, profesores, bailarinas, guitarreras de la Patria.

También quiero decirte al despedirme que París está bello en este invierno que no acepto los perdones ofrecidos que mi patria la contengo en una lágrima que vendré a visitarte en primavera que saludes a mis padres cuando puedas que tengo la memoia de la historia y que todo crimen que se haya cometido deberá ser juzgado sin demora que la dignidad es esencial al ser humano que el año que comienza será ancho de emociones esperanzas y trabajos sobre todo para Uds. Víctor Jara que siembran trigo y paz en nuestros campos.

ANGEL PARRA, París, diciembre 1987.

Victor Jara, 36 años despues, es enterrado ante una gran multitud en Santiago de Chile.

Miles personas acompañaron el féretro con los restos del cantautor chileno Víctor Jara. El funeral del emblemático artista, 36 años después de su asesinato tras el golpe militar que encabezó Augusto Pinochet, al fin se pudo hacer ante sus miles de seguidores, acompañado por otros muchos miles mas, por todo el mundo, de quienes en su dia le admiramos.

Un cortejo encabezado por la viuda de Jara, la británica Joan Turner, trasladó los restos del artista por el centro de Santiago, la capital de Chile, hacia el Cementerio General. El cantautor fue torturado y acribillado unos días después del golpe en que Pinochet derrocó al presidente socialista Salvador Allende, el 11 de septiembre de 1973.

Previamente hubo una romería que duró alrededor de 4 horas y que contó con la participación de más de 6.000 personas y entre sentidas palabras de sus familiares, el vivo recuerdo de sus seguidores y la admiración de esos miles de personas, Víctor Jara tuvo su última y definitiva despedida en el Cementerio General. A la tarde cuerpo del artista ingresó en el cementerio para recibir sepultura de manera oficial despues de 36 años desde su fallecimiento. Su viuda, Joan Turner, y su hija Amanda fueron protagonistas de la ceremonia final. Antes de que fuera enterrado, los familiares del cantautor dedicaron un discurso a la memoria de Jara. “Tras su horrorosa muerte se congeló el tiempo y nuestra memoria guardó para siempre intacto los recuerdos de una vida compartida abrazadas por su cariño, ternura y alegría de vivir“, dijeron.

“Sus canciones nos ayudaron a soportar su ausencia, hoy su cuerpo destrozado por la tortura y el metal volverá a la tierra envuelto en el amor de sus hijas y su mujer, y en el enorme amor de su pueblo”, agregaron con emoción.
El recorrido del cadáver del creador de “Te recuerdo Amanda” desde el lugar que lleva su nombre hasta el cementerio comenzó a las 11:00 horas y se prolongó por más de 4 horas.

MANIFIESTO

Yo no canto por cantar
ni por tener buena voz
canto porque la guitarra
tiene sentido y razon,
tiene corazon de tierra
y alas de palomita,
es como el agua bendita
santigua glorias y penas,
aqui se encajo mi canto
como dijera Violeta
guitarra trabajadora
con olor a primavera.

Que no es guitarra de ricos
ni cosa que se parezca
mi canto es de los andamios
para alcanzar las estrellas,
que el canto tiene sentido
cuando palpita en las venas
del que morira cantando
las verdades verdaderas,
no las lisonjas fugaces
ni las famas extranjeras
sino el canto de una alondra
hasta el fondo de la tierra.

Ahi donde llega todo
y donde todo comienza
canto que ha sido valiente
siempre sera cancion nueva.

Anuncios

6 diciembre 2009 - Posted by | Uncategorized

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: