De Aquí y de allá Weblog

Los derribos: ¡Qué difícil lo tienen los jueces!

Miguel Angel Palacio exPresidente al Parlamento de Cantabria y Diputado Regional por el PSOE, ha escrito la siguiente opinión publicada hoy 16.11.2011, en el Diario Montañes.

El Gobierno ha planteado una propuesta sin consenso político y rechazada tanto por los afectados como por los que presentaron las denuncias

Derribar más de 600 viviendas, porque según las sentencias judiciales se han construido ilegalmente, nos sitúa ante el mayor desastre urbanístico de nuestra Comunidad . Y hacer frente a los gastos económicos que se derivan, más de 150 millones de euros -25.000 millones de pesetas- generará a las arcas regionales el mayor perjuicio que jamás nadie haya producido en Cantabria.

Siendo todo esto muy grave, lo que más nos debe preocupar es el daño que esta catástrofe ocasiona a los afectados inocentes. Empresas y familias construyeron y compraron al amparo de permisos y licencias de la Administración. Tras más de quince años con este conflicto, la asfixia económica, la angustia y la depresión vital han cambiado la vida de estas familias para mal, poniéndolas al borde de la ruina y desesperación.

Desde el Parlamento hemos asumido el problema poniendo al servicio de los afectados una ley. Ley que les reconoce su derecho a percibir la indemnización correspondiente antes del derribo. Esto no les consuela: ellos defienden que no se derriben las casas, pero en caso de derribo no saben ni cuándo, ni cuánto percibirán… y el sufrimiento continúa.

El Gobierno y los alcaldes del Partido Popular, responsables de los pleitos perdidos, han presentado una propuesta a los jueces para ejecutar estas sentencias causando el menor daño posible. La propuesta no es de todas las partes. No es de consenso de los grupos parlamentarios, porque el consejero Juan José Fernández va sobrado. No es de los afectados, porque rechazan el derribo. Ni es tampoco de los que ganaron los pleitos y tienen la razón según los tribunales. ¡Qué difícil lo tienen los jueces! Bueno sería para seguir avanzando que, de entrada, todos aceptemos de buen agrado la decisión que tomen los órganos jurisdiccionales.

Por otra parte, el documento presentado, aunque es acertado en algunos planteamientos, es incompleto, insuficiente y equivocado en otros. Compartimos y apoyamos que el Gobierno de la comunidad lidere, mejor con consenso, una solución al problema.

Es razonable que la ejecución de los derribos sea escalonada en el tiempo y que no se derribe hoy, si así lo entienden los tribunales, los edificios que mañana puedan construirse en el mismo lugar y con las mismas condiciones.

Calificamos la propuesta de incompleta porque no están ni todas las sentencias de derribo de Cantabria, ni todos los Ayuntamientos. Esta es la realidad que es necesario corregir. Y decimos que es insuficiente porque el Gobierno debiera de hacer un ejercicio de acercamiento con generosidad a los derechos de quienes han ganado los pleitos y sobre todo debiera alcanzar un acuerdo con empresas y familias. Ni la propuesta a los tribunales, ni la Ley del Parlamento servirán para finalizar con este gravísimo problema, si no hay un acuerdo con los afectados en las valoraciones de los daños producidos.

Las previsiones económicas del Gobierno para la ejecución de las sentencias son absolutamente insuficientes. Y tachamos el documento de equivocado e injusto si los ayuntamientos responsables, como ha anunciado el de Piélagos, no se hacen cargo de la parte económica que les corresponde. ¡Qué difícil lo tienen los jueces!

Por último llama la atención que este Gobierno, que pide todos los días responsabilidades a todos y por todo desde que llegó, se encuentre ante el mayor desastre y el mayor daño causado a empresas, familias y a las arcas regionales y no reclaman nada a nadie. No acusan de nada a nadie.

Teniendo como tienen los ojos en la nuca no han visto a ningún cargo público de Partido Popular, y ¿a los alcaldes del Partido Popular que, además, fueron condenados por delito urbanístico a cárcel y a inhabilitación.? El Sr. Diego hace unos meses a uno de éstos, más allá del apoyo humano, le ha hecho un homenaje de gratitud y le ha presentado como ejemplo de rectitud, de honradez y de honestidad. Así lo leímos en este periódico.

¡Qué difícil lo tienen los jueces! … para que desastres como éstos no vuelvan a ocurrir.

Anuncios

16 noviembre 2011 - Posted by | Uncategorized

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: