De Aquí y de allá Weblog

‘TORRELAVEGUENSE ILUSTRE’ POR EL GRUPO QUERCUS, MANUEL GUTIERREZ ARAGON, NOMBRADO ACADEMICO DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA (RAE)

 Manuel Gutierrez Aragon (Torrelavega 1942) nombrado Académico de la Real Academia de la Lengua.

M. Gutierrez Aragon recibe Quercus Torrel. IlustEn el 2000, Gutierrez Aragon recibió el homenaje de su ciudad, a traves del Grupo de Opinion ‘Quercus’ que le nombrò “Torrelaveguense Ilustre”.
Con anterioridad, en 1995 y con motivo de los actos del Centenario del titulo de Ciudad , el Ayuntamiento le entrego la Medalla de plata y un diploma junto a otras veintidos personas e instituciones torrelaveguenses.

Tanto el Grupo Quercus como la alcaldesa, Lidia Ruiz Salmón, le han trasmitido su felicitación y expresado su satisfacción por este nombramiento que hacen de Gutierrez Aragon el primer torrelaveguense en ostentar tan prestigioso e importantes título, el de Académico de la RAE de la Lengua.

Gutierrez Aragon, quien recibió la noticia en Croacia, ha publicado dos ibros a traves de la editorial Anagrama: «La vida antes de marzo» (2009) y «Gloria mía» (2012), según sus manifestaciones a recalcado que « a mí no me han elegido como novelista, lo han hecho como representante del mundo del cine. Para mí resulta muy importante que las artes audiovisuales tengan un puesto en la Academia, que estén representadas ahí. Sobre todo ahora que están cambiando mucho. Es necesario que su voz esté ahí. Por eso me alegra mucho que me hayan elegido».

En el año 2000, Grupo de Opinion ‘Quercus’  le nombrò “Torrelaveguense Ilustre”.

En el acto de homenaje y entrega del título, tuve la oportunidad de poner voz al también director de cine y profesor, José Luis Borau, dando lectura el escrito que nos envió, por no poder asistir al acto y decía esto en algunos párrafos, de quien fue su alumno…
Torrelaveguense Ilustre 2000 ‘Una Mirada Escéptica’
“Por ejemplo, y ya es hora de hablar con alguna corrección, Gutiérrez Aragón no ha podido descabalgarse de la mirada escéptica con que suele afrontar cuanto le rodea. Recuerdo que al repasar el careto de los doce o quince aspirantes a director que me habían tocado en aquel primer curso como profesor de Guión, sorprendí una, la suya, que no dejaba lugar a dudas. Con las cejas enarcadas, yo diría que hasta el techo, seguía mis explicaciones, en silencio y con una extraña inmovilidad. No parecía dispuesto a creerse nada de lo que oía, como adelantándome: “te advierto que no pienso comulgar con ruedas de molino”.

Luego descubrí que tamaño escepticismo no se limitaba a mi persona -un profesorcillo joven, cinéfilo hasta las cachas, con lo sospechoso que eso podía

resultar a la hora de un planteamiento político correcto y una praxis consecuente, alguien que no tenía inconveniente en reconocer su admiración por John Ford y por Hitchcock cuando, es un decir, los valores oficiales podían ser Zurlini o Miklos Jancsó-, sino que se extendía también a los ardores ortodoxos, y con frecuencia excesivos, de sus mismos compañeros, y hasta si se quiere a la condición de cineasta en general.

Manolo venía del mundo de las Letras, del concepto, del significado y muchas de las películas que para unos cuantos de nosotros constituían el epítome de la expresión cinematográfica, analizadas con un bisturí estrictamente intelectual como el suyo, sólo alcanzaban la condición de fábulas primarias, melodramáticas o insustanciales ¿qué eran si no, a fin de cuentas Notorius, Sólo se vive una vez, ¡Hatari! o Historias de Filadelfia?

Aquel escepticismo que le llevaba, por poner otro ejemplo, a no ver una película más de una vez porque creía haberse enterado de todo a la primera, o a despreciar los conocimientos estrictamente filmográficos, es decir históricos, junto a otras convicciones que no hay tiempo de enumerar ahora, le sublevaban a quien esto escribe, y en rebatirles invirtió buena parte de sus esfuerzos didácticos, sin resultado aparente…”

Gustavo Merino Campos, miembro del G.O. QUERCUS, realizó en el homenaje a Gutierrez Aragon, la siguiente Glosa:

Torrelavega EN EL CINE

Una persona como Manuel Gutiérrez Aragón no sólo merece este reconocimiento del Grupo de Opinión Quercus que le elige Torrelaveguense Ilustre, torrelaveguense célebre y popular, sino que merece todos los importantísimos premios y distinciones que le han concedido por su magnífico trabajo de hombre de las artes escénicas y de la dirección. Trabajo que desarrolla también al frente de la Sociedad General de Autores de España, entidad en la que ha conseguido logros importantísimos para los creadores españoles.

Estos merecidísimos premios y galardones los obtiene por su trabajo, por su prestigio y por sus creaciones cinematográficas. Pero hoy, aquí en Torrelavega, queremos rendirle este reconocimiento, además de por todo eso, por ser una de las personalidades nacidas, criadas y educadas en esta ciudad que más se enorgullece de serlo y de proclamarlo. La personalidad de Manuel Gutiérrez Aragón tiene múltiples y variados matices, pero entre todos, el que más destaca el Grupo de Opinión Quercus, es el que siempre recuerda sus origenes, sus gentes, sus amigos, sus profesores iniciales; en definitiva, su ciudad.

Gutiérrez Aragón prestigia esta ciudad.

Con él Torrelavega llegó al cine y eso quiere decir estar en la historia de nuestras pantallas. Con Manuel Gutiérrez Aragón tiene Torrelavega un torrelaveguense universal.

Unido para siempre a esta ciudad por nación, familia y voluntad. Siempre atento y dispuesto a enseñar y a promocionar todo lo relacionado con el cine y la creación. Un instituto de la ciudad lleva merecidísimamente su nombre y los premios de guiones y cortos Gutiérrez Aragón sirven de proyección a todos aquellos jóvenes de la ciudad y de fuera de ella, que se inician en el noble oficio del séptimo arte.

Por su extraordinaria carrera cinematográfica, por la pluralidad de su personalidad, por su compromiso social, por su civilidad torrelaveguense y por sentirlo y proclamarlo, el Grupo de Opinión Quercus le elige como Torrelaveguense Ilustre 2000.
Grupo de Opinión Quercus- Enero 2001

(En las fotos de Quercus, vemos imágenes de Gutierrez Aragon con sus predecesores ‘Torrelaveguenses Ilustres’, Manuel Rotellla y Siro Garcia; recibiendo la estatuilla de Quercus y acompañado por los miembros del Grupo presentes en la cena-homenaje)

Foto de J Ignacio Peña Ruiz-Capillas.
Foto de J Ignacio Peña Ruiz-Capillas.
Anuncios

17 abril 2015 - Posted by | Uncategorized

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: